28 de agosto de 2014

SÁNCHEZ, MAS Y EL CAMBIO DE CROMOS




El miércoles que viene Pedro Sánchez y Artur Mas se van a reunir, el PSC ni siquiera hará de convidado de piedra, su primer secretario no estará presente, lógico. Se comenta, se informa, que el motivo principal de la reunión queda centrado en la consulta catalana prevista para el próximo nueve de noviembre. El líder socialista ya manifestó, nada más salir de su entrevista con Rajoy, que consideraba ilegal la consulta y ahora va a decirle lo mismo y en persona a Mas. Además de decirle al president una cosa que ya sabe, Sánchez va a ofrecer su ayuda a Mas si el tema de la consulta finalmente se aparca. Un ofrecimiento "chantajista" que sin duda no es visto con muy buenos ojos por el PSC, sobre todo si tenemos en cuenta que esta formación, hace menos de mes y medio, apoyó en el seno de la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament el texto de la ponencia de la Ley de Consultas junto con CiU, ERC, ICV-EUiA, y  CUP. 

Se baraja que Sánchez ofrecerá a CiU los votos del PSC para la aprobación de los próximos presupuestos de la Generalitat y evitar así la necesidad de convocatoria de elecciones anticipadas, unas elecciones que a buen seguro CiU perdería ante ERC, decir aquí que ya en tres ocasiones recientes los socialistas realizaron ofertas para apoyar la estabilidad de gobierno de CiU y en las tres ocasiones fueron rechazadas por el elevado costo electoral que ello podría suponer para CiU. Teniendo en cuenta la composición actual del Parlamento catalán la oferta más bien parece un brindis al sol y además, gratuitamente, coloca al PSC-PSOE en una posición de entreguismo desde la impotencia, algo que desde luego no favorece nada a la obtención de esa confianza que el PSOE quiere ganarse a nivel nacional con el impulso de su nuevo secretario general. Aderezar la propuesta de estabilidad con un ofrecimiento al dialogo para un futura reforma constitucional de nada le sirve a Sánchez, a estas alturas a CiU y sobre todo a ERC ya no les valen reformas, esto se debería haber hecho hace tiempo por Rajoy en lugar de meter en problema en un cajón tal y como es su insoportable costumbre.

Los 50 escaños que tiene CiU no le permiten gobernar en solitario, necesita la colaboración de ERC (21 escaños), sin este apoyo Más posiblemente no estaría donde está, y ERC, si la consulta no se efectúa, dejará a Mas al pie de los caballos. Parece lógico que si esto llegase a suceder, si se aparcase la consulta, fuese el PP con sus 19 escaños el socio natural de Mas y no el PSC-PSOE, máxime si tenemos en cuenta que el PP gobierna y el PSOE anda aún buscando su identidad y su candidato a la presidencia del gobierno para las próximas elecciones generales. Por otro lado Mas ya ha entregado a Rajoy una lista de peticiones, una especie de antídoto para Mas, aunque de dudosa eficacia, si este finalmente se echa atrás en su maniobra soberanista.

Yo me pregunto que es lo que gana el PSOE con esta oferta de colaboración con CiU y la verdad es que creo que no solo no gana nada sino que pierde mucho de cara a sus electores, no solo en Cataluña a través del PSC sino en toda España, y todo ello a causa de un afán de protagonismo de su recién estrenado líder, además de algunos consejos equivocados de sus mentores. De lo que si estoy seguro es de que el gran beneficiado con estas maniobras es ERC y desde luego aunque no fuese más que por su coherencia se lo merece. 

Con un panorama como el que se vive hoy en Cataluña, empeorado gravemente por el asunto Pujol, y espoleado por el fenómeno Podemos, el resultado de unas elecciones autonómicas catalanas podría catapultar a ERC junto con ICV y CUP hacia una mayoría simple y formar gobierno. Unas elecciones en las que el matrimonio PSC-PSOE quedaría herido de muerte y esto es posiblemente lo que Sánchez quiere evitar con su precaria oferta, aunque para ello tenga que pactar con su enemigo politico, sin darse cuenta de que en este caso es peor el pretendido remedio que la enfermedad. 

Benito Sacaluga

23 de agosto de 2014

VIOLACIONES CONSENTIDAS



Alcaldes con la boca más grande que su cerebro andan estos días haciendo declaraciones sobre las violaciones de las mujeres, declaraciones que van seguidas de rectificaciones tan burdas que mejor habrían hecho quedándose callados. En fin, para mi el tema no admite discusión, el Estado es quien debe poner fin a este asunto mediante la adopción de las medidas que sean necesarias, entre las que no puede faltar un endurecimiento de las penas que los violadores deban cumplir, acompañado de la imposibilidad de la reducción de condena.

Nuestro gobierno seguirá hablando del tema, defendiendo los derechos de la mujer, y lo hará al mismo tiempo que prepara una ley para privarla del derecho a decidir sobre su maternidad. Una ley que según parece contempla que los embarazos provocados por una violación no sean causa legal de interrupción del embarazo. Las mujeres del Partido Popular callan obedeciendo a su jefe y a su confesor. Cosas del nacionalcatolicismo.

Por desgracia también padecemos otras violaciones, actos fuera del entorno sexual, llevadas a cabo por los tres poderes del Estado, actos que sufrimos, inexplicablemente, en silencio, tal como lo hacen muchas mujeres negándose a la denuncia de los abusos que soportan, unas veces por miedo, otras por amor y otras por sus hijos. Si repasamos, o leemos por primera vez, el Capitulo II del Título Primero de nuestra Constitución relativo a nuestros derechos y libertades nos encontraremos con 16 artículos y nos encontraremos con que los derechos y libertades que sobre el papel se nos otorgan están siendo violados sistemáticamente por el Gobierno con la participación del Congreso y del Poder Judicial. El Gobierno viola nuestros derechos y libertades, el Congreso consiente, los Jueces consienten y lo  peor es que a diferencia de las mujeres violadas nosotros consentimos la violación, a causa del miedo, del desconocimiento de nuestros derechos, del alcance de nuestra libertad o vaya usted a saber por que motivo.

Repasen el Capitulo de la Constitución  citado con una mínima disposición al análisis crítico y comprobarán hasta que punto estamos siendo privados de nuestros derechos y libertades más básicas. Situemos en nuestra mente las ineludibles próximas leyes sobre Seguridad Ciudadana y Aborto y el análisis será aún más demoledor. Unamos a lo anterior la modificación que de la Ley Electoral está preparando Rajoy para garantizar el sillón a sus alcaldes y arrebatar otros a la oposición y tendremos la impresión de estar viviendo en esa oscura España del franquismo, por mucho que no nos queramos acordar ni de ella ni de él.

Una reforma de los artículos 195 y 196 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, en los que se especifica tanto la constitución de los consistorios como la elección de los alcaldes mediante el voto de los concejales electos. Una reforma que se aprobará  prácticamente por decreto a causa de la mayoría absoluta en el Congreso. Una reforma que con total seguridad será denunciada ante el Tribunal Constitucional al día siguiente de su aprobación, en base a que vulnera el Artículo 140 de la Constitución y denuncia que el TC no tendrá más remedio que admitir a trámite dado el contenido del articulo citado:
"La Constitución garantiza la autonomía de los municipios. Estos gozarán de personalidad jurídica plena. Su gobierno y administración corresponde a sus respectivos Ayuntamientos, integrados por los Alcaldes y los Concejales. Los concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal, libre, directo y secreto, en la forma establecida en la ley. Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos ...."
Algo si está claro y es que ninguna ley puede estar por encima de la Constitución, no la puede vulnerar y por tanto el TC deberá hacer encaje de bolillos con asuntos farragosos como por ejemplo los relativos a los "concejos abiertos" si quiere, como es de esperar, que la ley pase su filtro. Quizás el TC aplique el texto constitucional de más peso, el que no admite interpretaciones :... Los Alcaldes serán elegidos por los Concejales o por los vecinos. y declare inconstitucional la reforma. Todo es posible. Si esto sucede el Partido Popular adoptará la vía de la reforma de la Constitución para conseguir legalizar su nefasto pucherazo, una modificación de tramitación breve cuya aprobación solo requiere el voto favorable de la mayoría absoluta del Congreso y esa mayoría Rajoy la tiene. Tampoco resulta descabellado pensar que el PP opte desde un principio por la reforma de la Constitución, en evitación de llevarse el varapalo del TC. En cualquier caso la reforma se aprobará y en los municipios gobernará un alcalde que, por ejemplo, solo contaría con el 30% de los votos totales, es decir un alcalde no querido por el 70% de la población. Una cacicada en toda regla.

Llegados a este punto ¿que opción nos queda para acabar con este absolutismo encubierto?. De momento esperaremos a conocer las reacciones de la oposición y resto de partidos sin representación parlamentaria. Luego si es necesario deberemos movilizarnos para hacer llegar a todos los votantes las intenciones y consecuencias de esta maniobra del Gobierno. Si finalmente tenemos que votar con la reforma clavada en la espalda, nosotros deberemos ser muy cautos con nuestros votos y los partidos deberán ser muy generosos con sus siglas.

Con toda seguridad, Rajoy habrá repasado junto a Felipe VI las consecuencias de las elecciones municipales de 1931, esas elecciones que trajeron la libertad a los españoles. Rajoy le habrá dicho al Rey: Majestad, no te preocupes, se hará lo que se tenga que hacer, el Congreso es mío, el Senado es mío y el BOE también si tu firmas, que firmarás. El Rey le habrá contestado: ¡ Adelante, todo por España, siempre por España !

Benito Sacaluga

20 de agosto de 2014

¡ LA CALLE ES MIA !




En abril de 1976 Manuel Fraga, ministro de la Gobernación, decidió que las manifestaciones obreras del primero de mayo debían prohibirse y así lo hizo. Cual Mussolini panzudo les dijo a los sindicatos: ¡ La calle es mía!, (suya y de la policía nacional). La calle evidentemente no era suya, pero se la quedó por la fuerza. En ese mismo año cinco obreros fueron asesinados a tiros por la policía en Vitoria cuando salían de la iglesia de San Francisco de Asís, los heridos superaron el centenar. En mayo del mismo año, en la romería anual que desde 1940 los carlistas seguidores de Javier de Borbón-Parma realizan en el monte navarro de Montejurra, dos carlistas fueron asesinados a tiros de pistola por miembros del complot organizado por los aparatos de seguridad del Estado, la flor y nata del postfranquismo y aprobado por Fraga. El complot contó con la colaboración de la guardia civil y el SECED (hoy CESID) y la participación activa de la facción ultra derechista del carlismo, Comunión Tradicionalista, elementos de Guerrilleros de Cristo Rey, falangistas, militantes de Unión Nacional Española (UNE) -el partido de Fernández de la Mora- y un comando integrado por más de 20 mercenarios italianos y argentinos de ideología ultra derechista. Los responsables de los crímenes fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad por aplicación de la Ley de Amnistía de 1977.

Después de 27 años de batalla legal, se consiguió que aunque tarde se hiciera justicia. La Audiencia Nacional, sentenció que los fallecidos fueron victimas del Terrorismo, y por tanto acreedoras de todos los derechos como tales. Quedó claro, también en los Tribunales, que lo que hicieron con el Carlismo en 1976, fue un ataque terrorista para acabar con el Partido y sacarlo de la circulación. Aunque no se ratificó en sentencias, numerosas pruebas recogidas desde el día siguiente de los asesinatos han venido a demostrar la implicación del Estado en estos sucesos. Las reuniones fueron coordinadas por el propio Ministerio de la Gobernación, cuyo titular era Manuel Fraga y la financiación corrió a cargo de Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de Estado (presente en el acto y en comunicación con el general Campano, secretario general de la Guardia Civil).

Después de estos siete asesinatos de Vitoria y Montejurra en su haber político Fraga se sentó a redactar la Constitución.

Luego, durante casi quince años presidió esa querida tierra que para todos los españoles es Galicia y "obsequió" a todos los gallegos con la restauración del caciquismo, un ejemplo reciente lo tenemos en el caso Baltar. En 2007, en unas declaraciones a El Faro de Vigo, comparó a Franco con Napoleón,  y afirmó que "el franquismo ha sentado las bases para una España con más orden". También respaldó las declaraciones de Jaime Mayor Oreja, que se negó a condenar el franquismo. Consideró que la España de la década de 1930 "no era para vivir".

Han pasado 38 años y la "calle", ahora aparentemente recuperada por la ciudadanía, quiere ser reconquistada por la derecha, por los herederos del franquismo, por los discípulos de Manuel Fraga. Tengamos en cuenta que el Partido Popular no está inscrito en el Registro de Partidos Políticos, solo es un cambio de denominación de Alianza Popular (Partido Unido de Alianza Popular), cambio adoptado en el IX Congreso Nacional celebrado el 20 de enero de 1989. Aparte del mencionado Fraga el partido fue fundado por seis ex ministros franquistas más. Su ideología está fuera de toda duda, aunque sus miembros traten de ocultarla públicamente al mismo tiempo que se protegen con la fatídica Ley de Amnistía, una ley hecha a su medida.

La "calle" quiere ser reconquistada por la derecha de la única forma en la que que son capaces de hacerlo, es decir por la fuerza, igual que lo hizo Fraga (en tiempos de Franco la "calle" simplemente no existía). La denominada Ley de Seguridad Ciudadana supone un escandaloso recorte de la libertades de expresión y manifestación. El ministro impulsor de la ley es Jorge Fernandez Diaz, hijo de militar franquista, amigo personal de Mariano Rajoy, próximo a Rouco Varela, devoto de Santa Teresa, ferviente católico y numerario del Opus Dei. Un señor que en marzo de 1982, como gobernador civil de Barcelona, encarceló a seis independentistas catalanes por el mero hecho de portar una pancarta con el lema “Independencia” en el transcurso de la manifestación contra la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA). Un ministro de un país democrático y aconfesional que en una entrevista en un semanario católico, equiparó el Valle de los Caídos con el cementerio de Arlington americano o el mausoleo de la playa de Normandía. Un representante del pueblo que defiende a ultranza la mano dura y la tolerancia cero para abordar los temas de seguridad más mediáticamente explotados. Un señor obsesionado con la inmigración y la libertad de manifestación, siempre presto a anunciar más dureza policial y nuevas reformas penales. A este señor no se le debería permitir redactar leyes relacionadas con las libertades.

Nada más llegar al ministerio se llevó a cabo la sustitución de máximos comisarios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Una decisión netamente política y de resolución inmediata, diez de los 13 altos mandos policiales fueron cesados. Uno de los primeros movimientos fue nombrar director adjunto operativo a Eugenio Pino, jefe de las unidades anti-disturbios durante los ejecutivos de Aznar y destituir a Juan Antonio González, responsable de las unidades que investigaron los casos Gürtel y Palma Arena, que han sentado en el banquillo a los ex presidentes autonómicos del PP Jaume Matas y Francisco Camps. Finalmente, en otro puesto con gran poder, Arsenio Fernández de la Mesa fue designado para ocupar la dirección general de la Guardia Civil. Escudero habitual de Mariano Rajoy en Galicia, fue responsable político de la gestión del desastre del Prestige y llegó a afirmar que “el destino del fuel en el fondo del mar es convertirse en adoquín”. Antiguos compañeros de instituto han recordado las correrías ultras de "Cuco" (Fernández de la Mesa), de "patrullaje contra los rojos”, a finales de los años 70, en El Ferrol.

Por supuesto hay miles de referencias más que ponen de manifiesto la verdadera ideología del Partido Popular. Su exposición aquí no es posible por su extensión. Se autodenominan "conservadores" y tienen razón. Conservar los privilegios del franquismo y recuperar para el Estado el control absoluto de las personas son en estos momentos sus objetivos principales, la perpetuación en el poder será así más fácil.

En este país en que vivimos donde el recuerdo de la victimas del franquismo debe vencer innumerables obstáculos colocados por la derecha, donde la Ley de la Memoria Histórica carece de presupuesto desde que Rajoy llegó al poder, se permite la exaltación del franquismo y se trata por todos los medios de preservar sus signos, se permite la existencia de la Fundación Francisco Franco y se acaba de autorizar la Fundación Blas Piñar mientras se acusa a la izquierda de intentar reabrir viejas heridas a través de las asociaciones memorialistas.

Yo me pregunto, demasiadas veces, si los votantes del Partido Popular saben a quienes están votando. Me gustaría contestarme que no lo saben.

Benito Sacaluga.


Fuentes consultadas: Diagonal, Partido Carlista  y prensa digital.




16 de agosto de 2014

CARTA ABIERTA A FRANCISCO MARHUENDA



Buenos días Sr. Marhuenda,

Acabo de leer su artículo de hoy en La Razón y me he quedado "estupefacto". El artículo en cuestión lo titula "La izquierda imposible" lo que ya de por si es una demostración de su ignorancia, "lo digo para que se sepa" e inmediatamente me pregunto que seria de usted sin la izquierda.  Usted que según dice y repite hasta el empalago es profesor de universidad y hasta creo que algún día lo fue de Derecho Constitucional debería ser un poco más respetuoso con ese amplio sector de la sociedad que en uso de sus derechos constitucionales tienen y practican una ideología diferente a la suya. 

No solo arremete usted contra Podemos sin más argumentos que su poco respetable punto de vista, sino que también lo hace contra el PCE, contra IU y, como no, contra el comunismo en general. Sr. Marhuenda, ¿de que comunismo nos habla?, bueno sería que lo explicase en lugar de meterlo en el mismo saco que el nazismo y las dictaduras militares como uno los grandes horrores del siglo XX. En España sabemos de los horrores de las dictaduras y de su colaboración con el nazismo, pero estará usted de acuerdo, ya que también dice usted que es profesor de Historia, en que ningún horror hemos padecido en España derivado del comunismo. Acusa usted a Podemos de reciclar viejos mensajes revistiendolos de populismo aprovechando la actual situación de crisis. Si así fuera y teniendo en cuenta sus insistentes, machaconas declaraciones afirmando que el fin de la crisis esta al caer no debería usted preocuparse, ya que según su teoría acabada la crisis se acabaría Podemos. Un silogismo elemental que usted, "amigo" profesor, debería saber dar forma académica.

Lo que sucede, Sr. Marhuenda, es que para usted no existe más crisis que la económica, como buen adicto a los manjares de la derecha más rancia el dinero lo es todo. Usted que presume de intelectual debería saber que hay otras crisis mucho más importantes que la económica, por ejemplo las que están afectando a la libertad y al respeto de la derecha clásica para con aquellos que de ninguna de las maneras podemos viajar en el mismo tren corrupto que usted sin que nos produzca vómito. Una crisis democrática en toda regla que indefectiblemente alcanza al Estado de Derecho. Una crisis que se ha convertido en una situación de pobreza generalizada, en la que los salarios son tercermundistas y los derechos laborales han pasado a desaparecer. Su particular crisis macroeconómica desaparecerá algún día de los informes del gobierno, pero la relativa a los derechos perdidos se transformará en realidad constante si esa izquierda a la que usted califica de imposible no lo impide.

Sigue usted diciendo que el gran beneficiado del éxito de Podemos es el Partido Popular y advierte al PSOE de los peligros de aproximarse siquiera a Podemos. Solo le falta salir a un balcón y hacer suyas las palabras del dictador advirtiendo de los grandes males que para la humanidad representan el comunismo, la conspiración judeo-masónica, el anticlericalismo y la masonería. Dice usted, imagino que por decir, que "El mejor antídoto frente a este comunismo reciclado es desmontar unas disparatadas propuestas que nos llevarían a una grave crisis social y económica", olvidando que llevamos ocho años inmersos en una crisis social y económica provocada y alimentada por el capitalismo, ese sistema que curiosamente está en las antípodas de ese comunismo al que usted ataca sin pausa y sin razón a causa de su ausencia de talante democrático y su servilismo.

Usted, que tuvo que dejar la política a causa de un escándalo, acusa a Pablo Iglesias y a Monedero de aprovechar su condición de profesores universitarios para lavarle el cerebro a sus alumnos, como si los universitarios españoles fueran idiotas, seguramente afirma esto porque es lo que usted practica sin éxito con los suyos y además utiliza un medio del que le han hecho director para intentarlo con parte de la población sin tener en cuenta que, desgraciadamente para usted, piensan. 

No pierda el tiempo Sr.Marhuenda, la época del analfabetismo español ya queda muy lejos y el miedo del españolito a una "Nueva Cruzada" está superado hace muchos años. Se equivoca usted atacando a Podemos, todo el mundo se lo dice, cada improperio suyo es un voto más para la formación, aunque también es un insulto a la capacidad de los españoles para decidir lo que mejor les convenga sin ser engañados y sin necesidad de que la portavocia en la sombra del PP les aconseje.

De todas formas haga usted lo que quiera, todos sabemos que el miedo es libre y quizás Rajoy le de otra medalla, y no se preocupe, que cuando la "izquierda imposible" llegue al poder no se la quitará.

Atentamente.

Benito Sacaluga
Ignorante de izquierdas.


15 de agosto de 2014

ALEMANIA Y FRANCIA RESCATADAS POR ESPAÑA



Según los últimos datos Alemania ha experimentado una caída de su PIB por primera vez desde 2012. Una senda de crecimiento que ahora se transforma en un 0,2 % de decrecimiento en relación con los tres primeros meses de 2014. El PIB de Francia está plano, situado en el 0,00%. El de España está según lo que el gobierno nos diga, es decir según lo que convenga. Nos dice el INE que se "estima" que ha crecido en un 1,2% al 31 de julio. Esto de estimar estando ya a 15 de agosto me parece una soberana chapuza o una ocultación de la realidad.

Esta disminución del crecimiento de Alemania y Francia, junto con el asunto ruso-ucraniano le viene de perlas a Rajoy mientras que a los españoles nos sume en la desesperanza, suponiendo que alguna vez tuvimos esperanza de que la cosa iba a cambiar oyendo las declaraciones de los variados ministros del Gobierno. Nos dicen que España es la locomotora de Europa y puede que tengan razón, lo que no nos dicen es que el tren europeo camina hacia el fracaso y que por tanto nosotros como locomotora llegaremos los primeros a la ruina. Tan nefastas han sido las políticas impuestas por los jefes de Europa que hasta ellos han resultado perjudicados.

Digo que el decrecimiento de Alemania y Francia le viene bien a Rajoy por que le pone en bandeja un excelente argumento trampa cuando le toque explicar los datos españoles en el maldito y regresor mes de octubre, cuando las cosechas estén todas recogidas, los turistas en sus países de origen y el consumo interno se centre exclusivamente en el material escolar y en los copagos.

Con Alemania, Francia e Italia en la UVI, Rusia cerrando el paso a nuestras exportaciones y los españoles sin un duro difícil veo yo que España no pinche en sus previsiones de crecimiento. Ante una situación tan grave nuestros ministros han optado por irse de vacaciones para meditar, al tiempo que se distraen en ruedas de prensa luciendo bronceado y atacando a Podemos y al PSOE como única política "económica" y como único problema a resolver.

Sabemos que los países miembros de la UE no tienen competencias monetarias, lo de devaluar la moneda nacional está prohibido, más que nada por que no existe, y en su lugar han devaluado los salarios para que seamos más competitivos, solo en precios, y nuestras exportaciones compensen en alguna medida la tendencia a cero del consumo interno a causa de los exiguos salarios, limitando así el consumo nacional a los justo para la supervivencia, en algunos casos ni a eso. Lo de devaluar el euro era tema tabú pero ahora que Alemania empieza a ver las orejas al lobo parece ser que se lo están pensado, a ver si así los americanos y los chinos nos compran más tomates y de paso a los de Kansas y Hong Kong les sale más barato tomarse un café con leche en la Plaza Mayor madrileña y acuden en masa pasa salvar nuestras tiendas de souvenirs, bares y tablaos, mientras que los yanquis pagan menos por los Mercedes y los Porsche.

Después de seis años de políticas de austeridad sin límite, puede que ahora la regidora Merkel imite a Mr.Scrooge y, a la fuerza ahorcan, reconozca sus errores y se convierta en un personaje que mire para algún lado más que para Alemania, y que sus socios en el gobierno, los social demócratas del SPD, estén de acuerdo y no pongan palos en las ruedas de las reformas que se avecinan.

Si no lo hacen, si los alemanes y franceses siguen a lo suyo, tampoco deben preocuparse demasiado si las cosas van a peor. España saldrá al rescate, su milagro económico y su condición de locomotora de Europa, llenará las fábricas alemanas y francesas de universitarios españoles a un euro la hora para que ganen en competitividad, aumenten sus exportaciones y el consumo interno se revitalice. España puede y Europa se lo merece. Fin de la cita.

Benito Sacaluga

11 de agosto de 2014

EL PSOE ES ACCIDENTALISTA




La frase que da título a este artículo es de Felipe Gonzalez Marquez, nos quiere decir que el PSOE defiende unos principios determinados pero que la coyuntura le puede llevar a defender otros diferentes, incluso contrarios. Una postura que le coloca neutral en cuanto a la forma de estado. En España la relación entre republicanos y socialistas siempre fue ambigua. Los republicanos y socialistas de principios del siglo XX eran a la vez aliados y rivales, hoy se miran desde la oscuridad del accidentalismo socialista y claro, no se ven. Ese accidentalismo llevó al partido desde el socialismo a la socialdemocracia y de esta al social liberalismo actual. Ese accidentalismo acabó con su leve vocación republicana, vocación que retomará si la coyuntura lo aconseja, pero nunca será el PSOE quien favorezca que dicha coyuntura se pueda dar. El actual secretario general piensa lo mismo.

Lejos queda ya el año 1975 cuando Gonzalez declaraba:  "En principio, soy republicano y en todo caso debería ser el pueblo quien decidiese. De todas formas y ante el hecho consumado creo que el primer acto politico del rey debería ser la apertura de un proceso constituyente, con las libertades políticas y sindicales, así como la inmediata puesta en libertad de los presos". En 1976 pactaba con Suarez y admitía la monarquía del Movimiento. Pronto tuvo que esconder su republicanismo, callar y ocultar a sus militantes y a sus posibles votantes que la democracia que venía sería una democracia coronada. Santiago Carrilo no tuvo más remedio que acatar la monarquía, el pago era la legalización del Partido Comunista. Gonzalez no tenía ese problema y González debería recordar que gracias a la Conjunción Republicano-Socialista de 1909, Pablo Iglesias fue el primer socialista en ocupar un escaño en representación del PSOE en las elecciones de 1910.

A estas alturas muchos militantes del PSOE estarán enfadados por lo anteriormente escrito y negarán la mayor. Hacen bien en enfadarse y ojalá su descontento se tradujera en mensajes a la dirección del partido. Cierto es que durante los gobiernos de José Luis Rodriguez Zapatero y su "nuevo socialismo" la corriente republicana se intensificó en los ámbitos académico y editorial, pero de ahí no pasó. Deberían pensar asimismo lo fácil que sería el desarrollo de políticas socialistas si la República fuera la forma de estado en España. Un sistema, el republicano, garante de los valores de la sociedad actual y del papel y la organización que deben tener y desempeñar las instituciones como garantes de la libertad de los ciudadanos. Como teoría política, el republicanismo se propone como el modelo de gobierno óptimo para un Estado, y en sentido estricto, ese modelo se define en oposición a las otras formas clásicas (aristotélicas) de gobierno: la monarquía y la aristocracia, así como a sus respectivas corrupciones: el despotismo y la oligarquía; como es sabido, la corrupción de la república es la demagogia. Por extensión, se refiere a un sistema político que protege la libertad y especialmente se fundamenta en el derecho, en la ley como expresión de la voluntad soberana del pueblo y a la que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo. La posición republicana moderna, por su parte, se interesará por el “bien común” y propondrá una ciudadanía activa y participativa en la vida pública. Esta organización de la sociedad actualmente solo está defendida por Podemos, sin necesidad de que la palabra república sea pronunciada.

La defensa que el PSOE efectúa del bipartidismo en el seno de una monarquía parlamentaria, entre otras cuestiones la justifica por la necesidad de la existencia de contrapesos contundentes que garanticen el estado derecho y esta justificación no es más que una trampa argumental ya que solo la separación efectiva de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial es el verdadero contrapeso y la base en donde debe sustentarse un estado de derecho efectivo y real.

Algunas luces han iluminado la posibilidad de que el PSOE retomará la senda del republicanismo, ,luces que se apagaban nada más encenderse. En su conferencia política de 2013, en esa en la que Rubalcaba dijo: "El PSOE ha vuelto".Unas pocas horas antes, el diputado Nacho López Amor salía a la palestra para dar cuenta de los debates sobre la Monarquía. Había sido un duro debate en la comisión. La resolución aprobada con 24 votos en contra y 15 abstenciones decía que el socialismo español reivindica su «tradición cultural y política republicana» (luz), pero instantes después la misma persona decía: «no veo motivos para abandonar el consenso alcanzado en la Transición con respecto al respaldo a la Monarquía» (oscuridad).

En este año 2014 y a cuenta de las primarias para elegir secretario general, los aspirantes se atrevían a nombra a la república. Así, Eduardo Madina decia: «Formo parte de un partido republicano, yo soy republicano», pero nada de esto dijo en la anterior conferencia política aún siendo miembro de la ejecutiva federal. Tapias y Sánchez se refirieron a la república veladamente y nada se escuchó en su defensa, no así con respecto a la monarquía en el sentido de que estaban dispuestos a participar en su mantenimiento.

La denominada Tercera Vía, ese híbrido espantoso entre socialdemocracia y liberalismo, impide aun más que el PSOE se posicione firmemente al lado del republicanismo. El pensamiento republicano es contrario al neoliberalismo y por extensión a esa tercera vía social liberal y la sola pronunciación de la palabra neo-republicanismo impulsada por Zapatero daña los oídos y las emociones, ya que en definitiva no es más que la confesión de la diferencia entre lo que se pretende ser y lo que realmente se es. Esta postura, ser una cosa y pretender ser la contraria a los ojos del electorado, es claramente un fraude y como tal debería ser castigado en las urnas. El liberalismo, aunque sea edulcorado y calificado como opción social liberal, repito, es incompatible con el ideario básico republicano y un PSOE accidentalista solo representa a un socialismo no solo alejado del marxismo sino también de las clases obreras, unas clases obreras que encuentran su autentico escudo protector en el republicanismo, un escudo que el PSOE no está dispuesto a sostener. Una protección que garantizaba en la II Republica la conquista de las aspiraciones de los movimientos obreros relativas a la mejora del salario, la libertad de asociación, horario laboral estable, limitación del despido libre, creación de comisiones de patronos y obreros para la negociación… y que a pesar de que se proyectaron leyes en ese sentido durante el bienio progresista la llegada de la CEDA al gobierno impidió que se hicieran realidad al mismo tiempo que se eliminaban otros derechos conseguidos, tal y como viene sucediendo hoy desde la llega de Rajoy y su extrema derecha al gobierno.

A mi modo de ver, no es la reconstrucción del socialismo sino de la república lo que debe ocupar el horizonte teórico, ético y político del PSOE. Al menos debería explicarnos claramente su postura. IU en boca de Alberto Garzón al menos admite la existencia de un hilo conductor entre el verdadero socialismo y la tradición republicana y nos dice que "...la tradición política republicana va mucho más allá. Concibe la política como una forma de participación ciudadana sin limitar la democracia al voto cada cuatro años para que el resto del tiempo los ciudadanos sean un sujeto pasivo. En vez de entender la política de forma delectiva, en la que el ciudadano delega sus decisiones en representantes que son los que ostentan de forma efectiva la soberanía, defiende un planteamiento de mayor participación democrática donde el ciudadano sea un sujeto político activo durante todo el mandato". Este planteamiento echa por la borda el mantra de que da igual república o monarquía ya que lo importante es que haya una democracia.

Por supuesto se puede ser socialista y no ser republicano, sobre todo desde la social democracia del PSOE, lo que de ninguna forma se puede ser es republicano y monárquico al mismo tiempo, una forma de ser que, aunque imposible de entender, el PSOE trata de introducir en un escabroso y engañoso ideario destinado a la captación de los votos monárquicos y lo que es más importante de los votos católicos. Recordar aquí la excelente accidentalidad de la Iglesia Católica a lo largo de los tiempos y desde su creación.

La solución a esta posición accidentalista del PSOE está en manos de sus bases, de su militancia, pero parece ser que solo las Juventudes Socialistas están por la labor. Sinceramente les deseo suerte.

Benito Sacaluga.




















9 de agosto de 2014

LA OTRA HERENCIA DE PUJOL




Dice Jordi Pujol que los asuntos no deben ser analizados ni juzgados por los medios, que los encargados de ello son los jueces y la Agencia Tributaria. Lo dice después de haber efectuado una declaración pública en la que se auto inculpa de al menos un delito fiscal. No entiendo nada...bueno algo si.

Desde mi primitivo modo de ver las cosas entiendo que lo que debería haber hecho Pujol es haber pedido cita previa con un inspector de hacienda y poner en su conocimiento la existencia de la "herencia" al mismo tiempo que voluntariamente asumir la fiscalidad de la misma a pesar de que el asunto, la omisión de la declaración, ya ha "caducado" a efectos fiscales. Pujol declara, aporta documentación, Hacienda liquida, Pujol paga y asunto finiquitado desde el punto de vista fiscal si de lo que estamos hablando es de una herencia. En relación con el dinero oculto al fisco y su posible blanqueo, pues más de lo mismo, liquidación, multa y a pagar, eso lo primero, luego que la fiscalía decida que delito imputar al que cometió el delito y a sus cómplices.  Todo lo demás, el affaire político y sus repercusiones, al ciudadano de a pie tanto de Mataró como de Jaraiz de la Vera más bien le importa muy poco.

Si Pujol en lugar de pertenecer a la "casta política" fuera un fabricante de embutidos (que aunque parezca lo mismo no lo es) nunca se le habría ocurrido politizar sus delitos, que es lo que está haciendo el por tantos años considerado como muy honorable persona. Ya lo hizo con el asunto de Banca Catalana y le salió a las mil maravillas, tan bien le salió que después de haber dejado un agujero de 300.000 millones de pesetas la Audiencia de Barcelona archivó el caso pese a la férrea oposición de los fiscales, archivo que le permitió seguir a lo suyo al mismo tiempo que nos endosaba a los españoles la asunción del agujero.

Ahora, en estos momentos Pujol deambula por sus numerosas y arboladas propiedades, pasea, visita a amigos y nos dice que ya hablaremos en septiembre, que "ahora no toca", que está de vacaciones. Nos lo dice mientras se pasea por el pirineo catalán  tal y como lo hacia Al Pacino por la campiña siciliana camino de la iglesia de Corleone, guardaespaldas incluidos. Los medios nos inundan de información relativa a sus hijos, sus negocios, sus coches y sus patrimonios, todo el clan familiar está siendo salpicado, pero sorprendentemente ningún miembro de CiU, presente o pasado, ningún político ha sido vinculado a las maniobras de "presunto" enriquecimiento ilícito de Pujol and Family conseguido a base de prácticas corruptas mantenidas a lo largo de demasiados años, y ello a pesar de que la despechada novia de Jordi Jr. no está diciendo a todos que en CiU lo sabían porque ella misma se lo había contado. También se lo contó a la pintoresca Alicia Sánchez Camacho mientras comían juntas con una grabadora oculta en un jarrón. Una cutre maniobra por la que el Parlament acordó la reprobación de la diputada del PP por negarse a comparecer en la cámara para explicar su vinculación con el caso de espionaje de la empresa Método 3 en el que fue protagonista. La reprobación se aprobó a propuesta de Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida. Todos los grupos votaron a favor, excepto el PP, que se opuso y el PSC, que se abstuvo, ya saben PP-PSOE.

Lo que está claro es que Pujol no va a soltar ni un euro como no sea a la fuerza, y más claro aún que a la cárcel no irá ni a la fuerza. Dirá que ya tuvo bastante con los dos años y medio que se pasó entre rejas por protestar contra la dictadura allá por los años 60.. Al fin y al cabo se trata de negocios de familia y según el ministro de Justicia, el inefable Gallardón, los asuntos de familia se resuelven en casa y hoy por hoy Pujol conserva intacta su capacidad de indignarse con sus socios del Partido Popular. Asuntos de familia si, pero no solo de la que está constituida por el árbol genealógico de Pujol, sino también por la otra, por la familia política y no me refiero a sus suegros. La gran familia política catalana, esa que en los noventa convirtió Cataluña en una especie de club privado en el que la transparencia brillaba por su ausencia, andará hoy dándole caña al destructor de documentos y revisando la lista de posibles testigos vivos y testaferros descontentos. El teléfono del despacho de Roca Junyent estará colapsado.

La esposa de Pujol, sin duda, nos sorprenderá a todos alegando que ella ni sabía ni sabe nada de los negocios de su marido, que lo suyo es la floricultura y sus nietos. Que si algo firmó lo hizo por amor y sin leerlo. Ante estos argumentos la justicia la considerará totalmente inocente aunque la obliguen a darse un par de vueltas por el juzgado, la audiencia o vaya usted a saber por donde.

Pujol es de esas personas que piensan antes de hablar y que además si habla es para conseguir algo. Su coalición política esperaba agazapada en sus escaños del Congreso para saltar sobre Felipe González o Aznar si estos le necesitaban para algo. Nunca regalaron nada, nunca actuaron por coherencia política, al menos exclusivamente, siempre había dinero de por medio para Cataluña, es decir para el gobierno de Pujol. Ahora el insaciable expresident intentará cobrar esa herencia no testada que se ganó manteniendo tanto tiempo en el poder al PSOE y al PP. Una herencia que reclamará, ya lo habrá hecho, para él y para sus herederos sin reparar a quien pedir cuentas por los favores prestados y las camas compartidas.

Benito Sacaluga


7 de agosto de 2014

LA CONDENA QUE NUNCA LLEGA...





En el centro el General Yague, jefe del Cuerpo de Ejército Marroquí.
En la actualidad sigue existiendo en Madrid una calle con el nombre
del general golpista.
En 1963 H.R. Southworth escribió la siguiente frase: " La Historia condenará a los generales españoles", condena que tendría su causa en la sublevación militar que en 1936 llevaron a cabo. A pesar del tiempo transcurrido y los cambios de todo tipo experimentados en España y en resto del mundo, la condena augurada por Southworth sigue sin producirse de modo formal y contundente, es más aún ciertos sectores no solo no condenan el levantamiento militar sino que lo defienden fervientemente. Este posicionamiento a favor de la rebelión militar contra la República se da en mayor o menor medida en todas las capas de la sociedad, incluso muchos ciudadanos ajenos a la actividad política consideran, eso si vehementemente y sin argumentos, que los militares rebeldes "hicieron lo que tenían que hacer". Teniendo en cuenta que Southworth escribió historia con mayúscula y deduciendo de esto que era largo el tiempo que preveía para la deseada condena debemos pensar aún hoy que existen motivos para la esperanza.

El historiador nos da la exposición de cargos que justificaran la condena unánime de los generales franquistas, resumiéndolos en cinco argumentos basados en hechos probados:

1.- Los desordenes que tuvieron lugar en España desde el 16 de febrero al 17 de julio de 1936 no justificaron en modo alguno la guerra civil con su exorbitante precio de vidas humanas.

2.- De la misma forma que la derecha española se equivocó en sus juicios sobre el carácter del pueblo en las elecciones de febrero, los generales se equivocaron en los suyos al planear y ejecutar su sublevación. Sus preparativos estaban basados en premisas erróneas y no habían previsto las consecuencias del fracaso del "pronunciamiento".

3.- Cuando el "pronunciamiento" fracasó, los militares pidieron inmediatamente ayuda a Hitler, Mussolini y Salazar; así el conflicto pasó a tener una dimensión europea. Cuando el "pronunciamiento" fracasó en la península, la primera idea de los generales fue recurrir a los elementos totalmente ajenos a la vida política española: las guarniciones africanas. Mola, en Navarra, una de las pocas regiones en las que existía un real entusiasmo en favor de la rebelión, dijo en julio:
"...El no poder pasar las tropas de África nos coloca en un trance muy difícil y delicado"
Moscardó y Queipo contaban con los hombres del Rif. Pero el Ejército de África no podía pasar por el Estrecho por culpa de la "traición" de la Marina. Un capellán militar jesuita escribió:
"La Escuadra dominada por las clases y la marinería asesinó o redujo a la impotencia a la oficialidad y se puso al lado de los enemigos de España. Las aguas del estrecho rugían con el estruendo de la fiera comunista sedienta de sangre; en el lado de acá, se extendían con angustia los brazos, esperando el ansiado y urgentisímo refuerzo; y en la costa de África, rugían impotentes legionarios, regulares y soldados"
Entonces los generales pidieron ayuda de nuevo a los elementos ajenos a la vida política española, a los nazis y a los fascistas, para permitir que el Ejército de África pasase el Mediterráneo. Ninguno de los generales tuvo la ocurrencia de pedir ayuda al pueblo español. 

4.- Faltos de apoyo popular, los generales, fría y sistemáticamente, mataron a todos los miembros de la oposición para limpiar la retaguardia y eliminar el liberalismo de la vida española. Los generales, desde los primeros días de la guerra, estaban dispuestos a matar a media España para lograr la victoria. Iribarren cita a Mola que dijo el 31 de julio de 1936:
"¿Parlamentar? ¡Jamás!  Esta guerra tiene que terminar con el exterminio de los enemigos de España"
Y, cuando Jay Allen entrevistó a Franco durante los primeros días de la guerra, este último rechazó cualquier idea de compromiso y afirmó su voluntad de fusilar a media España si fuera necesario.

5.- Los generales impusieron un gobierno totalitario en España como base política y militar desde la que se lanzaría la marcha para reconquistar el Imperio. La aventura imperialista se abandonó. Ese gobierno totalitario, represivo y anticuado, sin embargo, se preservó, causando daños irremediables a la economía y a la industria españolas, a su desarrollo político y a su vitalidad intelectual.

Comentario.- Como en tantos otros análisis de varios historiadores, incluso de los afectos al franquismo, Southworth incide en la vital importancia que para la República tenía el control absoluto del Estrecho por parte de la Flota Repúblicana. Si las tropas sublevadas no ponían pie en la península su avance sería imposible y la guerra habría acabado en pocas semanas. Si el Gobierno se equivocó al no aplastar la sublevación en sus primero instantes, volvió a equivocarse al no situar a la Flota en posición de férreo bloqueo del Estrecho. Sin embargo, Indalecio Prieto, ministro de Marina, envíó la Flota al Cantábrico en septiembre de 1936 posibilitando que la mermada marina sublevada se hiciera con el control de las aguas del Estrecho, la pérdida del Estrecho posibilitó no solo el traslado de tropas sublevadas, sino también los aprovisionamientos desde Alemania al estar despejada la ruta hacia Sevilla por ausencia de efectivos navales republicanos en el Atlántico. La decisión de Prieto fue sin duda el error más grave cometido en el transcurso de la guerra.

Benito Sacaluga.

Texto consultado: El mito de la cruzada de Franco. Autor:  H.R. Southworth.(ISBN: 978-84-8346-574-5)

4 de agosto de 2014

RAJOY AFILA SU CUCHILLO




Si a alguien le quedaba alguna duda sobre la irreversibilidad de las políticas de Mariano Rajoy, supongo que estas habrán sido despejadas después de escuchar o leer el contenido de su última comparecencia ante la élite de los medios de comunicación. Muchos ciudadanos, creían, creen que los recortes generalizados son circunstanciales, que han sido y son necesarios para superar la crisis total que se padece. Creen erróneamente que una vez superada la crisis económica los derechos eliminados o recortados se reincorporaran a la sociedad. Creen que los salarios volverán a ser dignos. Creen que sus aportaciones de hoy garantizarán sus pensiones del mañana. Creen, si, pero ni preguntan ni reflexionan, se entregan a un acto de fe inconsciente y en cierta forma cómodo, sin darse cuenta de que la "tierra prometida" por Rajoy, en el caso de que exista, será un desierto escasamente o nada habitable del cual ya estamos pisando sus primeras dunas. Entrar en el desierto es fácil, sin embargo salir de el es extremadamente costoso y difícil, coste y dificultad que se acrecientan cuanto más nos internamos en el. Hoy todavía estamos a tiempo de frenar el avance hacia la nada, antes de que la vuelta sea imposible. Rajoy, que lo sabe, coloca en nuestro camino a la pobreza generalizada una suerte de oasis prefabricados que a muchos confunden impidiendo así la percepción de la cruda realidad, que no es otra que la consolidación, una vez más, del capitalismo más agresivo como órgano rector de la sociedad española.

Con paso firme, Rajoy se presenta como el nuevo cruzado que salvará a España de la miseria, de una miseria que según él es consecuencia de la existencia de gobiernos más dedicados a conseguir el bienestar de los españoles que el bienestar de España, esto siendo cierto se ha minimizado a causa de políticas equivocadas y la comisión de  errores gravisimos, además de su instalación en la corrupción. De una España abstracta, que si para unos es el lugar común de convivencia, para la derecha es una gran fábrica destinada a aumentar sus riquezas y privilegios. Una colosal fábrica en la que los obreros somos toda la clase trabajadora. Sin ápice de vergüenza se envuelven en la bandera para justificar sus desmanes al mismo tiempo que acusan a sus opositores de antipatriotas y arremeten con saña contra todos aquellos que intentan oponerse frontalmente a sus tesis, les acusan de ser "antisistema", cuando en realidad son ellos los que desde dentro están cambiando el sistema poco a poco y no pararán hasta que se convierta en una caricatura de lo que fue antes de que ellos llegaran al poder.

A poco que desde Moncloa echen cuentas saben que en las próximas elecciones será muy difícil, por no decir imposible, que consigan una mayoría absoluta en el Congreso, también saben que la mayoría en número de votos será para los partidos de izquierda y también saben que deben utilizar todos los medios a su alcance, que son muchos, para impedir que la izquierda se una, para lograr que permanezca en la fragmentación y que esos votos ciudadanos no consigan cambiar nada o casi nada.

El Partido Popular ya está inmerso en tres campañas electorales (municipales, autonómicas y generales), ya tiene porque así lo ha decidido Rajoy un candidato a la presidencia del Gobierno, él mismo, lo acaba de confirmar. Promesas de bajadas de impuestos, de moderación, de crecimiento repartido...decenas de eslóganes ya flotan en las ondas de sus fieles emisoras. Sin embargo, mientras que el Partido Popular afila sus cuchillos para la lucha, el resto de fuerzas políticas, andan enredados en asuntos internos sin que ni siquiera exista un líder claro en cada formación a excepción de Podemos, los neofalangistas edulcorados de UPyD y el confuso Ciudadanos. Sin darse cuenta, o sí, le están proporcionando a Rajoy la piedra donde afilar su cuchillo y sus tijeras. Por si fuera poca la confusión, el PSOE, sin que hayan transcurrido diez días de la proclamación de su voluntad de cambio, de vuelta a sus orígenes, ya recoge velas y se apresta a compartir puerto con la derecha. Pedro Sánchez juega a ser secretario general sin darse cuenta de que solo es el secretario de Felipe Gonzalez y demás especímenes de parecido ADN. Sánchez visita al Rey y nos dice que su proximidad generacional será un puente para el entendimiento. En poco tiempo, muy poco, ha pasado de las promesas de oposición férrea al PP a las promesas de pactos de Estado. Las primarias para la elección del candidato a la presidencia del Gobierno ya solo serán secundarias. Mientras, los engañados, las bases socialistas, ya empiezan a mirar su carnet con una creciente sensación de que está caducado y de que no tienen donde renovarlo. Pedro Sánchez le aconseja a Rajoy que pise la calle y Rajoy le aconseja a Sánchez moderación, pero al igual que para Rajoy pisar la calle ni le conviene ni le interesa, para Sánchez la moderación, el centro político, es ya, como desde hace décadas, su estrategia y su interés. Dos consejos inútiles.

Por si quedaba alguna duda sobre la voluntad de coalición entre el PP y el PSOE, la estrenada presidenta nacional de los "socialistas" es incapaz de desmentir en público de forma tajante la posibilidad de una coalición. Nos dice que coalición "no cree" que se produzca, pero enseguida nos dice que pactos si, sin explicarnos el número y alcance de estos pactos. Palabras huecas y mentiras, como siempre. Por supuesto que no se va a dar una coalición para que ambos partidos se presenten juntos a unas elecciones, cada uno y por separado tienen una cantera de votos suficiente para garantizarles hoy ser las dos primeras fuerzas políticas, una vez celebradas las elecciones, en las que como he dicho es muy difícil que nadie obtenga la mayoría absoluta, veremos como el PSOE favorecerá la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno, apoyo que justificará con grandes frases alusivas a España, a la gobernabilidad del pais y a la higiene democrática.

Esta marcha electoral por separado del PP y del PSOE y sus posteriores alianzas les conviene por muchos motivos, los más los estéticos. Sin embargo a la verdadera izquierda, y teniendo en cuenta el sistema de adjudicación de escaños actual y las variaciones que en relación con la elección de alcaldes está cocinando el PP, lo que le interesa, lo que le es absolutamente necesario a la izquierda real es concurrir a las elecciones bajo unas únicas siglas. Si la unidad de la izquierda no forma un frente común y sólido muchos votos ilusionados y valientes quedarán sin efecto práctico.

La ciudadanía está respondiendo adecuadamente a la verdadera izquierda política española, las elecciones europeas lo han puesto de manifiesto y la respuesta aumenta cada día exponencialmente. Ahora le toca el turno a los partidos de los ciudadanos, de los trabajadores. No deberían fallar.

Si la izquierda consigue los escaños necesarios, el PSOE no tendrá más remedio que renunciar a su centrismo indignante o maridar contranatura con un Partido Popular acosado. Si el PSOE llama a las puertas de la izquierda éstas deberán tener en cuenta, adaptados a la hora actual,  al menos uno de los premonitorios mandamientos que León Trotsky elaboró para el pueblo español en 1931, en evitación de traiciones posteriores o cambios de rumbo:
"Los socialistas que se dicen de izquierda (entre los cuales hay honrados obreros) invitarán a los comunistas a hacer un bloque e incluso a unificar las organizaciones. A esto los comunistas responden: "Estamos dispuestos, en el interés de la clase obrera y para la solución de determinadas tareas concretas, a trabajar unidos con todo grupo y con toda organización proletaria. En la lucha para los objetivos prácticos propuestos nosotros, los comunistas, estaremos siempre en primera fila y nuestros objetivos son irrenunciables. Esta es la forma de colaboración que los comunistas proponen fraternalmente a los obreros socialistas, sindicalistas y sin partido"


Los partidos políticos de izquierda españoles tienen muchas cosas que los unen y muy pocas que los separan. Teniendo en cuenta que lo importante es logar los objetivos que los ciudadanos reclaman, bueno sería que mañana mismo se pusieran de acuerdo para formar un nuevo Frente Popular que, al igual que el que en 1936 desbancó del poder al capitalismo, permita hoy el fin de la opresión a que nos somete el Partido Popular con el consentimiento del PSOE. Si esto se consigue, la III República será una realidad. Si dejamos, si dejan pasar la oportunidad actual puede que durante decenas de años sigamos transitando por el desierto.

Sin embargo no parece que la necesaria unidad sea fácil. Cayo Lara, en declaraciones de ayer a Europa Press, asegura no compartir las tesis de "Podemos". Con razón o sin ella debería haber callado. Obviedades innecesarias como: "Ni todos los políticos somos iguales ni todos los políticos formamos parte de una clase política" ya no interesan a nadie. A continuación afirma: "Podemos ha hecho un discurso frente a la política. Nosotros tenemos mochila, y una mochila que tiene elementos positivos y elementos negativos", tratando de justificar su posible marcha en solitario descartando cesiones identitarias ante una posible coalición electoral con la organización de Pablo Iglesias. Quizás debería desprenderse de su "mochila", muy pesada a causa de la ausencia de éxitos, si quiere que la razón de ser de IU tenga un sentido práctico. Quizás debería prestar atención a las bases y a las nuevas voces que claman para que IU deje de ser poco más que una anécdota a causa de su escasa representación en el Congreso. Dice Lara que su formación hace un discurso de clases y niega que "Podemos" lo haga (¡?), olvidando que la hora de los discursos ya ha pasado y ahora toca pasar a la acción. Nos dice también que muchos de los votantes de "Podemos" nunca habrían votado a IU, posiblemente tenga razón pero debería preguntarse el porqué. Si, debería preguntárselo, sin engañarse a si mismo.

Termina Cayo Lara diciendo que: Se abre un tiempo de esperanza donde es posible que podamos cambiar la situación del país" y que "veo el resultado de las pasadas europeas como un empujón para seguir mejorando sus resultados en las próximas citas electorales". Yo me pregunto cuanto tiempo es necesario para que IU en solitario llegue a ser una opción de gobierno. Quizás se conforma con seguir siendo indefinidamente una formación sin posibilidad de gobernar, en esto "Podemos" es claro, desde el minuto uno ha declarado que su meta es el gobierno, única forma de cambiar las cosas.

En fin, una vez más en España parece que el protagonismo de las siglas o de las personas impedirá un triunfo de la izquierda. Hoy Rajoy, leyendo las declaraciones de Lara, habrá disfrutado y mucho en su palacio.

Benito Sacaluga.


1 de agosto de 2014

LA RUEDA DE PRENSA DE UN IMPRESENTABLE




Confieso que el solo hecho de ver a Rajoy me produce asco, una sensación de fuerte desagrado, que sin llegar al vómito me instala en la nausea y trastorna mi sistema límbico impidiendo que otras emociones sean procesadas por mi pequeño cerebro. Si además le escucho el asco sube de intensidad hasta alcanzar niveles preocupantes próximos a la fobia.

Su comparecencia televisada de hoy, su frío saludo y la exposición de sus pretendidos logros me han dejado indiferente, sus declaraciones relacionadas con el tema económico ya se han convertido en un estribillo con el que todos los miembros del Gobierno adornan cualquier declaración. Verdades muy a medias, datos muy manipulados y mentiras muy evidentes es a lo que el presidente del Gobierno nos tiene no acostumbrados sino condenados a escuchar. Nos dice que no ha bajado las pensiones y olvida decirnos que las está pagando con el Fondo de Reserva, esa "hucha" que entre todos hemos llenado y que por cierto tiene hoy un 37% menos de fondos que los que tenia cuando él llegó a Moncloa. Tampoco nos dice a donde ha ido el espectacular aumento de la Deuda (más de 300.000 millones). La verdad, algunas verdades necesitan de la humildad y Rajoy puede que tenga muchas virtudes, yo no le conozco ninguna, pero desde luego con la humildad ni siquiera alguna vez ha coqueteado.

Lo que si me ha trastornado ha sido la rueda de prensa posterior, una rueda de prensa en la que los periodistas no han tenido el coraje necesario para preguntarle al presidente, en vivo y en directo, las razones por las que nos miente y de paso asegurarle que, aunque él no lo crea, los españoles no somos idiotas y que la olla a presión en que ha convertido este país está a punto de estallar.

Con una actitud chulesca siempre e impertinente a veces, ha ido señalando con el dedo a los periodistas, a los que Moncloa ha permitido asistir, ha escuchado las preguntas y luego ha hecho de todo menos contestarlas. Balones fuera, silencios impresentables, evasivas, más mentiras y más falsa recuperación económica. Una total falta de respeto a los ciudadanos españoles, a Cataluña y a los partidos minoritarios y sin embargo un notable respeto a la banca, a la corrupción y a los corruptos, representado este último e indignante respeto a los corruptos por sus silencios y ademanes despectivos intolerables en el presidente de un Gobierno democrático, pero a los que tienen que acudir por ser su partido parte integrante de la corrupción institucionalizada, aunque él este asunto lo considere un simple "acontecimiento" sin que se la caiga la cara de vergüenza por la consideración y por el asunto.

Nos ha dicho Rajoy que el bipartidismo está instalado en España y que es estupendo, tal y como lo está y lo es en Gran Bretaña, en Estados Unidos, en Alemania....Sus asesores, imagino que Arriola, se han vuelto a equivocar. Desde la feliz muerte de la dictadura, en España nunca se ha dado el bipartidismo oficial, otra cosa es que solo tres partidos hayan alternado en el Gobierno y uno de ellos haya desaparecido, pero nuestro arco parlamentario es rico en diversidad de ideologías. Un arco parlamentario, además, al que los partidos que han gobernado sin mayoría absoluta han tenido que acudir para seguir en el gobierno. Un arco parlamentario que a poco tardar presentará una composición muy diferente a la actual, más plural y más democrática. Un parlamento que a diferencia de los que han existido desde 1977 no será votado mayoritariamente por vencedores y vencidos. Una sabia nueva, nuestra juventud será la que sin miedo y en libertad decida quienes se van a sentar en los escaños. ¡Que más quisieran Rajoy y Sánchez que en España estuviese instalado el bipartidismo! Precisamente lo que se está haciendo desde la izquierda es luchar para que el bipartidismo no se instale, para que las oscuras coaliciones PP-PSOE no se vuelvan a reproducir a ninguna escala y esa lucha me parece que o está ya ganada o lo estará muy pronto. Que así sea depende de los ciudadanos más desfavorecidos y somos legión.

Lo que Rajoy no nos dice es que en realidad él también está en contra del bipartidismo, lo suyo es el absolutismo, tal y como lo está demostrando con su forma de gobernar y la falta de respeto a las Cámaras que suponen los innumerables Decretos-Ley que ha dictado. Si, dictado, del verbo dictar del que proviene el vocablo dictador:
1.-Gobernante que asume todos los poderes del Estado y que no se somete a control constitucional ni legislativo alguno. 
Decretos-Ley o Leyes aprobadas por el rodillo de la mayoría absoluta es lo más parecido a una dictadura, la diferencia, la gran y magnifica diferencia es que en nuestro caso, en el caso de Rajoy y su partido, está en nuestras manos su defenestración política, podemos y debemos hacerlo y además dentro de muy poco tendremos una oportunidad de oro.

Benito Sacaluga.