27 de mayo de 2016

CIUDADANOS POR VENEZUELA



Seamos sinceros, puede que nos preocupe lo que sucede en Venezuela, o mejor dicho lo que nos dicen que pasa, pero seguro que mucho más nos preocupa lo que está pasando en España y sin necesidad de que nos lo cuenten. Nos dicen que allí hay miembros de la oposición encarcelados por el solo hecho de serlo, sin embargo aquí en España los juzgados están desbordados por casos de corrupción y no precisamente por asuntos politicos, unos procesos judiciales que no cesan y que afectan mayoritariamente al partido que gobierna, ya con varios presuntos en las cárceles, partido que ostenta el discutible honor de ser en democracia el primer partido politico español imputado por un juzgado.

No nos engañemos, si los miembros actuales de Podemos en lugar de asesorar al gobierno venezolano, cuando el partido ni siquiera estaba en embrión, lo hubiesen hecho en Laos, a estas alturas los informativos españoles ignorarían el problema venezolano y no dejarían de hablar de la República Democrática Popular Lao y sus carencias democráticas, y hasta nos alertarían de la posibilidad más que real de que nuestra economía virase hacia el monocultivo del arroz y la cría de cerdos.  Eso sí, dado que Laos si que es una dictadura, ni Felipe Gonzalez, ni Zapatero ni Rivera habrían tenido ocasión de reunirse con la oposición política tal y como lo han hecho en Venezuela, en Laos no hay oposición, solo hay un partido, el Partido Popular Revolucionario, y no creo que a nuestros insignes emisarios de paz, democracia y prosperidad les hicieran el menor caso, lo más seguro es que ni les dejaran entrar en el país.

Como Rajoy no viaja más allá de Bruselas, en lugar de ir a Venezuela se monta una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, el caso es no quedarse atrás en el aprovechamiento electoral del asunto venezolano, y con una cara más dura que el diamante nos justifican dicha reunión por la inmensa preocupación que el ejecutivo tiene por los españoles residentes en Venezuela... y por las empresas españolas que allí hacen negocio. Un Consejo de Seguridad Nacional reunido hoy y compuesto por la vicepresidenta del Gobierno y los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, Defensa, Interior, Justicia, Economía, Hacienda, Fomento, Industria y Sanidad; así como el director del Gabinete de Presidencia, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el secretario de Estado de Seguridad, el director del servicio secreto CNI y el director del Departamento de Seguridad Nacional, solo ha faltado el "pequeño Nicolas". Una reunión de corta duración en la que la única medida adoptada ha sido autorizar la vuelta a Caracas del embajador español, sacado de allí por Garcia-Margallo el pasado mes de abril. Una salida del embajador español que dice mucho del escaso o nulo interés del gobierno de Rajoy en mantener relaciones diplomáticas con Venezuela y de lo poco que le importan los españoles que allí residen.

González y Zapatero se dieron una vuelta por Caracas, me imagino que para nada, pero al fin y al cabo tanto uno como otro tampoco aspiran a nada en el panorama político español, allá ellos. Sin embargo tanto Rajoy como Rivera están en la labor de conseguir ser presidentes del gobierno de España, están en modo electoral desde el verano de 2015 y están muy preocupados por las  muchas posibilidades de no conseguir ocupar Moncloa a causa del previsible ascenso de la colación Podemos-IU-Equo y asociados. 

Dado que las demandas judiciales orquestadas contra Podemos por los sectores afines a la derecha han sido una tras otra archivadas por los tribunales de justicia, ahora toca contarle a los españoles que si Podemos se hace con el Gobierno España se convertirá en un país comunista al estilo bolivariano, y para ello Rivera pasa treinta y seis horas en Venezuela, tiempo más que suficiente según Rivera para conocer claramente la situación de un país que ocupa un millón de kilómetros cuadrados y cuenta con más de 44 millones de habitantes. Imagino que Rivera habrá pagado de su bolsillo sus pasajes de avión, a lo demás estaba invitado gratis total por los españoles, en Caracas se alojó en la residencia de la embajada española y contó con un amplio dispositivo de seguridad proporcionado por el Ministerio de Exteriores. Digo yo que no estaría de más que el ministerio le pasase al ciudadano Rivera una correcta minuta por los gastos ocasionados en su particular tourné.

No se que pensaría Rivera de España si se diese una vuelta por nuestras cárceles, todas al completo, por las incontables colas para recoger alimentos, por los asentamientos chabolistas de la periferia de Madrid, por las oficinas de empleo, por los barracones habilitados como colegios, por las urgencias hospitalarias colapsadas, viese las interminables lista de espera para pruebas médicas o quirófanos, caminase por los barrios marginales y por tantos otros escenarios reales y dantescos que como politico deberían avergonzarle. Pero no, prefiere irse a miles de kilómetros para vender lo que no tiene, y además de utilizar electoralmente a Venezuela vuelve a hacerlo con las victimas de ETA con la inestimable colaboración de ese sectario periódico denominado ABC.

En Venezuela pueden suceder muchas cosas, su futuro, lamentablemente, no depende exclusivamente de los venezolanos, pero una cosa si está clara y es que España nunca hará nada por el pueblo venezolano, ni quiere, ni puede, ni está en condiciones de tan siquiera intentarlo, los que mandan en el futuro de Venezuela son otros...como siempre, unos otros no venezolanos a los que el gobierno de España, que no los españoles, apoya y al mismo tiempo utiliza con fines electorales.



Benito Sacaluga.


22 de mayo de 2016

MARIANA PINEDA Y.... OTRA BANDERA REPUBLICANA PROHIBIDA



Dos son las motivaciones que me llevan a escribir lo que sigue. Una el 185 aniversario de la ejecución de Mariana Pineda, la otra la prohibición de enarbolar banderas esteladas en la final de la Copa del Rey de fútbol  llevada a cabo por la Delegada del Gobierno en la Comunidad de  Madrid, Concepción Dancausa, prohibición finalmente anulada por los jueces.

El 26 de mayo de 1831, Mariana Pineda, de 26 años de edad, viuda y madre de tres hijos, fue ejecutada por el procedimiento del garrote vil en el Campo del Triunfo de la ciudad de Granada. Había sido declarada culpable del delito de lesa majestad por participar en conspiraciones liberales contra el despotismo del rey Fernando VII. La gran prueba en su contra había sido una "bandera revolucionaria" a medio bordar, encontrada en su domicilio. La enseña era un tafetán morado con la divisa "Libertad, Igualdad, Ley" en carmesí.

Durante la detención, el juicio y el tiempo que pasó en el corredor de la muerte, Mariana Pineda se negó aceptar la propuesta de salvar su vida a cambio de delatar a otros liberales. Murió dignamente en defensa de su libertad y la de todos, y se convirtió así en una heroína granadina y universal. Tras la caída del absolutismo de Fernando VII, pocos años después, el día de su ejecución, el 26 de mayo, se convirtió de modo espontáneo en una fiesta popular en su ciudad natal. En la primavera de 1931 la recién nacida II República la hizo oficial. El franquismo la eliminó.

Mariana fue precursora de la lucha por los derechos de las mujeres. Alfabetizada en un tiempo en que la mayoría de sus congéneres no lo estaban, la granadina jamás aceptó el papel de mujer sumisa, recatada y relegada al recinto doméstico que le exigía la tradición. En un tiempo en que la política estaba prohibida a las mujeres, convirtió su casa en refugio de liberales; ayudó a los presos politicos y hasta preparó la exitosa fuga del alguno; sostuvo correspondencia con los exiliados de Gibraltar...

A comienzos de 1831, al fracasar la insurrección  liberal del General Torrijos, se ordenó un registro en la casa de Mariana Pineda. La policía encontró allí la "bandera revolucionaria a medio bordar" y Mariana fue recluida en el beaterio de Santa María Egípciaca, donde se encontraban encerradas mujeres prostitutas y delincuentes. Sin presencia de la acusada ni la menor garantía legal, Mariana fue condenada a muerte por su "exaltada adhesión al sistema constitucional revolucionario", y su "relación y contacto con los anarquistas expatriados de Gibraltar" 

Granada comenzó a homenajearla oficialmente en mayo de 1836, ya muerto Fernando VII. El Ayuntamiento la proclamó "Heroína de la Libertad"  y sus restos fueron trasladados solemnemente a la Basilica de la Virgen de las Angustias (hoy está en la cripta de la catedral). La I República le erigiría el monumento en la plaza que sigue llevando su nombre y que ni tan siquiera Franco se atrevió a desmontar. Como he dicho anteriormente, la II República declaró fiesta oficial la fecha de su asesinato.

Pasados 185 años y también en un mes de mayo, casi en la fecha del aniversario del asesinato de Mariana Pineda, la Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid ha procedido a ordenar la prohibición de acudir con banderas esteladas al campo de fútbol madrileño donde hoy se disputa la final  de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Sevilla, prohibición que los jueces han anulado sin contemplaciones.

La Delegada del Gobierno estima que la estelada, bandera no oficial pero cuya exhibición está autorizada por las leyes españolas, es un símbolo que incita a la violencia. Como digo, los jueces han desautorizado a la Sra. Dancausa, hija de Fernando Dancausa de Miguel, abogado y político falangista que fue alcalde de Burgos entre 1965 y 1973, procurador en Cortes desde el 20 de julio de 1960 hasta el 30 de junio de 1977 y Miembro fundador de la Fundación Francisco Franco.

Yo me pregunto si la prohibición de la Sra.Dancausa no tiene nada que ver con la "peligrosidad" a la que ella alude, y si con lo que la estelada representa desde 1908, que no es otra cosa que la reivindicación independentista de Cataluña, o con el hecho cierto de que dicha bandera fuese declarada bandera oficial de la "República Catalana Independiente" por la "Constitución Provisional de la República Catalana" impulsada por Francesc Macià, redactada y firmada en Cuba en 1928, durante la dictadura de Primo de Rivera.

Ella sabrá...pero a mi lo que me parece es que ya está tardando demasiado tiempo en dimitir...o en ser cesada, su "absolutismo" no es de recibo.



Benito Sacaluga




Datos de Mariana Pineda extractados de: Bordando la bandera de la Libertad. Autor: Javier Valenzuela. tintaLibre mayo 2016.



©  Todo el contenido puede ser utilizado haciendo mención a este Blog.

9 de mayo de 2016

INDA: A LA GLORIA O AL INFIERNO



Después del último ataque a Pablo Iglesias, los desmentidos, las más que presuntas manipulaciones de los documentos expedidos por el gobierno de Venezuela, la comunicación del Euro Pacific Bank y el vapuleo a que fue sometido Eduardo Inda a cargo de sus compañeros de profesión en el último programa de la Sexta Noche, parece seguro que Eduardo Inda se ha metido en un lío de grandes dimensiones.

Pablo Iglesias ha anunciado la presentación de una demanda en los tribunales contra Inda y OK Diario, demanda que a buen seguro presentará, espero. La reacción del periodista no se ha hecho esperar y a través de su digital ha arrojado a la opinión publica un artículo que bien merecería ser enmarcado y expuesto en la galería de los horrores de los panfletos periodísticos. Con un estilo más propio de un matón de barrio que de un comunicador, Inda arremete contra Pablo Iglesias y de paso contra algunos personajes más, que a diferencia de Iglesias si están imputados por delitos de corrupción. El artículo en cuestión es muy desagradable de leer, pero no obstante aquí dejo el título con su enlace: 


Una cosa si es cierta, los españoles ya estamos curados de espanto. Son tantos los casos de corrupción política y económica que llevamos conociendo día a día, y desde hace años, que ya nada nos sorprende, muy al contrario lo que llamaría nuestra atención es que transcurriese una semana sin nuevos casos. En este último asunto, de ser cierto lo que Inda asevera vehementemente, ocasionaría serios problemas a Iglesias, a su formación política y a sus socios, de demostrarse que es tan solo un montaje, o incluso verdades a medias, Inda habría terminado de cavar su propia fosa como profesional del periodismo, y su incipiente diario terminaría formando parte de esa papelera de reciclaje donde van a parar los fracasos.

Iglesias ha anunciado una demanda y todos sabemos como de lenta es la justicia en este país. También el Euro Pacific Bank ha anunciado acciones judiciales. Añadamos la facilidad con la que se puede fabricar un tweet falso y poco soporte le queda a Inda para defenderse sin originales o copias compulsadas de los documentos que exhibe contra Iglesias, por otro lado el pensar que altos representantes del Gobierno venezolano declaren a favor de Inda es poco probable por no decir inviable, tal y como está el patio entre Venezuela, el gobierno de España y el Partido Popular, principal interesado en que las acusaciones de Inda se den como ciertas en un tribunal de justicia. Es de todos conocido el principio no escrito de que el gobierno de un país no debe inmiscuirse en los asuntos internos de otro y la oposición a Maduro sabe, o debe saber, que de hacerlo sus réditos serian negativos en el contexto internacional, sobre todo si tenemos en cuenta que de ser cierta la actuación del gobierno de Maduro en este caso, es perfectamente legal y legítima.

Como siempre, y tal como todos los politicos españoles, sin excepción afirman, esperaremos a que los jueces se pronuncien sobre este farragoso asunto. Para Inda y su medio digital puede suponer la gloria si finalmente se le da la razón, pero si es condenado por difamación e injurias a un congresista y a un partido politico perderá toda su credibilidad, y esto para el periodismo sensacionalista es letal. O la gloria o el infierno es lo que le cabe esperar a Eduardo Inda.


Benito Sacaluga