22 de mayo de 2017

RAJOY, TESTIGO BAJO SOSPECHA





Imagen: Strambotic/Público
Rajoy está citado por la Audiencia Nacional para que comparezca como testigo en una de las causas judiciales que se siguen en relación con la financiación irregular del partido que preside desde el año 2003, en total catorce años lleva Rajoy como máximo responsable del Partido Popular. Si se le cita como testigo es por que se supone que su declaración puede aportar luz a la investigación, a la instrucción de la causa. También se supone que como testigo debe decir la verdad, está obligado bajo pena de incurrir en perjurio si no lo hace. Lo malo para Rajoy es que si dice la verdad corre serio peligro de entrar en la Audiencia como testigo y salir como imputado.

Pensar, imaginar, que Mariano Rajoy no es conocedor de la procedencia del dinero que entra en su partido nos lleva automáticamente a pensar que, en el mejor de los casos, no quiso saberlo. El presidente ha pedido a los jueces que su declaración se postergue hasta finales del próximo mes de julio, las razones esgrimidas para justificar tal retraso son inaceptables, más aún que pretender que su comparecencia se efectué a través de una pantalla, sin acudir al Tribunal. Rajoy necesita tiempo para meditar lo que va a declarar en la Audiencia Nacional, necesita estar seguro de que nadie le va a dejar en evidencia, es decir que nadie pueda demostrar que esta mintiendo bajo juramento, que lo hará. Si esto llega a producirse sería el fin automático de Rajoy, no solo como presidente también como politico. Así las cosas, Rajoy necesita tiempo para consolidar adhesiones y asegurar silencios, un tiempo que los jueces le van a regalar, en lugar de hacerle comparecer de forma inmediata para evitar así esas maniobras orquestales en la oscuridad que a buen seguro ya están llevándose a cabo en Genova,13.

Vayámonos preparando para el "no me consta" o el "no me acuerdo" tantas veces repetido últimamente en los juzgados, pero ojo, Rajoy no declara como imputado/investigado, lo hace como testigo, no puede mentir, y decir que no le conste algo puede ser considerado como perjurio si finalmente se demuestra que si le constaba, que era conocedor de ello y además lo era y lo es desde la más alta posición jerárquica y ejecutiva dentro del partido.

Me resulta difícil de comprender como siendo Rajoy el máximo responsable del partido, y beneficiario de esa financiación más que cuestionada, no se le haya citado como investigado. No olvidemos que el dinero cuya procedencia se considera ilícita se utilizó para financiar campañas electorales en las que Rajoy era la estrella rutilante.

Espero que la comparecencia de Rajoy en la Audiencia Nacional se retransmita en directo por las televisiones, será todo un espectáculo, claro que tal y como están las cosas lo mismo las cámaras se tienen que quedar en la calle. A nadie le extrañaría.




Benito Sacaluga.




17 de mayo de 2017

ADIÓS DEMOCRACIA, ADIÓS






Lo digo completamente en serio, el vaso de la democracia en España está medio vacío, y no solo no hay nadie que lo rellene sino que día a día su contenido se va evaporando. Esto no es un juego, pero como tal lo estamos tomando, confiados en que nunca se producirá una involución y sin darnos cuenta de que ya se está llevando a cabo. Para actuar debería bastarnos con leer las noticias que diariamente se producen en torno al Poder Judicial, reveladoras y reales, de un alcance extremo. 

Todo apunta a que la cúpula del Poder Judicial está en manos del Ejecutivo. Al mismo tiempo el Poder Legislativo está maniatado por la derecha gracias al beneplácito de los soberanistas y el cainismo instalado en la izquierda desde tiempos inmemoriales. Cuando Montesquieu escribió la fórmula de oro de la democracia, cuando dijo a todo el mundo que la separación de poderes era una condición indispensable, lo hizo de forma rotunda y sin dejar el menor resquicio a interpretaciones ni excepciones.

Al menos en nuestro país hace ya tiempo (si alguna vez existió) que la separación de poderes se ha ido diluyendo. Al mismo tiempo otros "poderes" han tomado el mando de la situación. Los medios de información y el poder financiero marcan nuestra vida, se hace lo que ellos quieren que se haga y se juzga a quién ellos quieren que se juzgue, siempre según sus intereses económicos.  Para los ciudadanos de a pie solo quedan las migajas del pastel, migajas que en los últimos años se reciben con extraño agradecimiento. Más vale esto que nada, nos decimos, mirando al suelo, sin contemplar siquiera la posibilidad real de un cambio.

Desde finales de 2011 (X Legislatura) hemos estado dirigidos por la batuta de un Gobierno prisionero del poder financiero y de sus ambiciones políticas y personales, por un Gobierno que campó a sus anchas gracias a su mayoría absoluta durante cinco largos años, más uno de propina en funciones negándose radicalmente a someterse al control parlamentario. Después de ello y muy al contrario de lo que cabía esperar, la derecha se hizo con más del tercio de los votos del electorado, y todavía más al contrario de lo que cabía esperar el partido más importante de la izquierda prestó sus votos para que la derecha siguiera instalada en el poder. De seguir así, poco nos falta para convertir a España en una dictadura encubierta en la que solo importarán los beneficios de los poderosos, de los politicos y de los corruptos.

Llevamos diez años pagando la factura de la corrupción, una factura que cada día engorda, que parece no tener límites, quizás con la esperanza de que la Justicia ponga las cosas en su justo lugar, ahora presenciamos impertérritos una situación dentro del Poder Judicial que normalmente turbaría o impresionaría a cualquiera. 

En la izquierda real y en la de salón no faltan teóricos, defensores de ideologías varias, eso sí solo teóricos. Tampoco faltan aquellos que por sistema se dedican a descalificar cualquier actuación o movimiento en contra de este desastre, lo hacen simplemente por la sencilla razón de que no se les ha ocurrido a ellos. Sobran teóricos ansiosos de poder. Sobran nostálgicos y pensadores arcaicos. 

Ante lo que está sucediendo es imprescindible tomar calles y plazas, alzar la voz y exigir de forma contundente la efectiva separación de los tres poderes en los que está cimentada la democracia. Hay que exigir la puesta en marcha de una moción de censura al gobierno del Partido Popular, y hay que exigir al resto de partidos politicos con representación parlamentaria el apoyo unánime a la misma. Es una cuestión de supervivencia.  Menos teoría y más practica. Objetivos alcanzables y a corto plazo, las quimeras han de quedar para otra ocasión, deben marcar las actuaciones encaminadas a salvar una democracia destartalada y en peligro de extinción. La oposición es parte integrante esencial de la democracia, si la oposición está dividida la democracia sufre y muere. En España disponemos de un ejemplo no muy lejano.

Si todo el poder del Estado, Judicial, Legislativo y Ejecutivo, emana del pueblo, hagamos que el Gobierno y los politicos nunca lo olviden. 




Benito Sacaluga




13 de mayo de 2017

LOS MINISTROS DE INTERIOR DE ESTA VAPULEADA ESPAÑA



Juan Ignacio Zoido.
Ministro de Interior
El actual ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, tan solo lleva en su cargo seis meses y en ese brevísimo periodo de tiempo ya está salpicado por al menos dos delicados asuntos relacionados directamente con subordinados suyos, con eso que se ha dado en llamar "hombres de confianza", nombrados a dedo por él para ocupar sendos altos cargos. Por un lado tenemos el oscuro asunto de la vivienda del Director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, y las maniobras para la ocupación de una vivienda propiedad de la Guardia Civil en la que, además, se han invertido más de 50.000 euros de dinero público en su reforma. Este asunto, aunque parezca mentira, está sin aclarar a pesar de haberse conocido en el pasado mes de marzo. Añadir que el Director de la DGT fue la mano derecha de Zoido en su etapa como alcalde de Sevilla.

Por otro lado nos encontramos con las acusaciones más o menos directas que pesan sobre otro amigo del ministro y nombrado también por él, sobre el Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto. Acusaciones o sospechas sobre la autoria de un "chivatazo" al clan de Ignacio Gonzalez durante una entrevista concedida por Nieto al hermano de ex-presidente de la Comunidad de Madrid, en la que supuestamente se alertó de la existencia de la Operación Lezo. Asunto muy oscuro y aún sin aclarar. 

Estaremos de acuerdo en que si hay algún ministro al que se le deba reconocer de inmediato por su solvencia, su honradez y su ética ese es el de Interior, exigencia que debe extenderse a sus altos cargos. No en vano dirigen las fuerzas de seguridad, esas que deben protegernos, al mismo tiempo que persiguen a todos aquellos que se saltan las leyes sean quienes sean. Hoy que la Administración de Justicia está más que cuestionada por la opinión pública solo nos faltaba que también se dudase de los politicos que ordenan y mandan en las fuerzas de seguridad.

Así estamos. En España no hemos tenido mucha suerte con los ministros de Interior y seguimos sin tenerla. Desde que murió el dictador (1975) hasta hoy este es el resumen de los agraciados con la cartera de Interior por decisión personal de los presidentes de Gobierno de turno.

1975. Manuel Fraga Iribarne. Ex ministro franquista y fundador de Alianza Popular, hoy PP. Sucesos de Vitoria (1976) cinco muertos a manos de la policía. Sucesos de Montejurra (1976) dos muertos, los responsables fueron amnistiados en 1977.

1976. Rodolfo Martín Villa.  Falangista. Jefe nacional del S.E.U.  Caso Scala contra la CNT.  Intento de asesinato a Antonio Cubillo, jefe de Roberto Conesa, jefe de la Brigada Político-Social hasta su disolución.

1979. Antonio Ibañez Freire. Militar golpista en 1936. Cruz de Hierro por su colaboración con el ejercito nazi a través de la División Azul.  

1980. Juan José Rosón Pérez. Secretario General del SEU. Caso Almería (1981), tres muertos.

1982. José Barrionuevo Peña. PSOE. En 1998 el Tribunal Supremo le declaró culpable de diversos delitos como responsable de la «guerra sucia contra ETA» practicada por los GAL.

1988. José Luis Corcuera. PSOE. Autor de la "Ley Corcuera (Patada en la puerta) ". Se vio obligado a dimitir al ser esta declarada inconstitucional por el TC.

1993. Antoni Asunción Hernandez. PSOE.  Dimitió tras la fuga del exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán.

1994. Juan Alberto Belloch. Independiente. En el PSOE desde 1996 hasta 2015.

1996. Jaime Mayor Oreja. PP.  Nostálgico declarado del franquismo.

2001. Mariano Rajoy Brey. PP. Un plato es un plato y un vaso es un vaso.

2002. Ángel Acebes. PP. Miente publicamente sobre la autoría de los atentados de Atocha. Desde 2012, está imputado por comisión de delitos de apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales, administración fraudulenta o desleal, y un delito de maquinación para alterar el precio de las cosas (Caso Bankia).

2004. José Antonio Alonso. PSOE.

2006. Alfredo Pérez Rubalcaba. PSOE. Caso Faisán.

2011. Antonio Camacho, PSOE. 

2011. Jorge Fernandez Diaz. PP. Recibe a Rodrigo Rato, ya imputado, en el despacho del Ministerio. En junio de 2016 se dan a conocer unas cintas, en se muestra al ministro conspirar, junto al Director de la Oficina Anti Fraude de Cataluña, para acusar a cargos de CDC y ERC de corrupción. Condecorador de vírgenes.“El matrimonio entre personas del mismo sexo no debe tener la misma protección por los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada”.


2016. Juan Ignacio Zoido. PP. Recién llegado y ya con problemas.


Salvo una o dos excepciones el paso por el Ministerio de Interior viene a durar menos de una legislatura, en algún caso solo meses. ¿Por qué será? ¿En manos de quién estamos? ¿El cargo de ministro de Interior debería estar en manos de politicos?





Benito Sacaluga.





10 de mayo de 2017

SURESNES, SUSANA Y EL PSOE



Pablo Iglesias
Han pasado casi 43 años desde el Congreso que el PSOE celebró en Suresnes (1974). Un Congreso llevado a cabo durante la dictadura y en el que se partía de una premisa, de la necesidad de colocar el programa de Pablo Iglesias como expresión única de su ideología, de hacerlo sin ambages, de elevar sus postulados a la máxima categoría. Postulados que inmediatamente despreciaron bajo la excusa del cambio de los tiempos y de la sociedad española, del cambio generacional. Se pasó de la ideología a la estrategia que había de posibilitarles el acceso al poder. Felipe Gonzalez sería el encargado de llevar a cabo el "giro". 

Pasaron dos años y en 1976, ya en Madrid, el PSOE celebra un Congreso, aún sin estar legalizado y con Adolfo Suarez mirando para otro lado. Un Congreso que sentó en la mesa principal a Olof Palme y a Willy Brandt, contentos y expectantes con la deriva que el PSOE iba tomando. Lo que en un principio se calificó como una operación reformista finalmente se materializó en un giro ideológico de primera magnitud, que alcanzó su máxima expresión cuando en 1979 la UCD de Suarez ganó las elecciones generales, una victoria de Suarez anclada, entre otros muchos factores, en una campaña electoral basada en el miedo a las consecuencias derivadas de la toma del poder por un partido (PSOE) marxista. Felipe Gonzalez tomó nota y decidió que sin renunciar al marxismo la llegada al poder era algo casi inalcanzable. En el Congreso de mayo del 79 Gonzalez presentó una ponencia que renunciaba a la definición marxista del partido. Tierno Galván y Pablo Castellano impiden que la ponencia triunfe. Gonzalez no acepta el resultado y abandona. El PSOE pasa a estar en manos de una Comisión Gestora, mientras que Gonzalez y Guerra "luchan" por apoyos para su ponencia de abandonar el marxismo. Meses más tarde, en septiembre, tiene lugar un Congreso Extraordinario. Gonzalez y los suyos consiguen su objetivo. Felipe de Secretario General, el marxismo desterrado y un PSOE que pasó a definirse como un "partido de clases, de masas, democrático y federal”. Adiós al marxismo y adiós al contenido del Manifiesto Fundacional del PSOE. Para rematar la faena todo se acompañó con la renuncia a la restitución de la República dando validez absoluta a la monarquía.


Posteriormente vino el poder, (22 años gobernando), y ahora la debacle llama a las puertas de Ferraz. Una debacle que Gonzalez y sus acólitos quieren solucionar al modo de 1979, es decir dando un giro encubierto a unos principios ideológicos ya de por si bastante vapuleados en 1979. Hoy ya no pueden renunciar al marxismo, ya está desterrado, y están dispuestos a eliminar de sus entrañas todo que huela a izquierda real.

Así las cosas decapitan a Pedro Sánchez como Secretario General, se lanzan en manos de una gestora y acusan a Sánchez y los suyos de izquierdistas peligrosos, lo mismo que hizo Suarez con Gonzalez en 1979, Como alternativa colocan en la parrilla de salida a Susana Diaz (firmemente apoyada por la derecha) un personaje a todas luces incapaz, se mire por donde se mire, de dirigir el PSOE, no digamos ya de ejercer la Presidencia del Gobierno, pero eso no importa, lo que de verdad importa es su sumisión a las directrices que Gonzalez y la vieja y no tan vieja guardia del partido tenga a bien imponer. Lo intentaron con Pedro Sánchez y éste no tragó....pero Susana Diaz, no lo dude nadie, tragará.

Dicen los detractores de Pedro Sánchez que si llega a la SG dividiría el partido en dos, que sería el fin del PSOE como partido con expectativas de gobernar, lo que no dicen, ni parece que asuman, es que el PSOE ya está dividido, y lo está desde octubre de 2016 gracias a Gonzalez, los suyos y su candidata.  Si Pedro Sánchez llega a ser elegido SG de ninguna de las maneras supondrá la división del partido, eso si bueno sería que hiciera limpieza.

Del análisis de todo lo anterior se hace difícil no encontrar similitudes entre ello y lo que hoy sucede en el PSOE. Pronto veremos si el PSOE da un nuevo paso atrás en relación con el objeto de su fundación, o si por el contrario retoma la senda y los valores que la justificaron. De la militancia depende.

Para terminar quiero referirme a las críticas malsanas dirigidas a Pedro Sánchez desde gran parte del PSOE por haber manifestado que en España conviven varias naciones. Los que lo hacen deberían repasar el punto 11 de  la Resolución Política aprobada en el Congreso del PSOE de 1974 (Suresnes), como exigencia para el restablecimiento de la democracia en España, dice así:
Reconocimiento del derecho de autodeterminación de todas las nacionalidades ibéricas.
pero claro, quién te ha visto y quién te ve.


Benito Sacaluga





Para acabar de entender tanto lo sucedido en Suresnes como algunos hechos posteriores recomiendo el siguiente enlace:



Rodolfo Llopis. Socialista.
Presidente de UGT y Secretario General del PSOE en el exilio.

5 de mayo de 2017

LAS PRIMARIAS DEL PSOE O UN MODELO DE PAIS



Ya conocemos el número de avales que ha conseguido cada candidato a la Secretaria General del PSOE. Unos resultados que han dejado a Patxi López fuera de juego y evidenciado el gran potencial de un Pedro Sánchez, solo y sin apoyos del aparato del partido, para vencer a una Susana Diaz arropada por la Gestora y protegida por varios barones territoriales y esa vieja guardia del partido dirigida por Felipe Gonzalez. Hoy el Partido Popular se ha lanzado a hacer campaña a favor de la candidata andaluza. El "NO ES NO" del Sánchez de 2016 sigue retumbando en los despachos de Genova 13 y el miedo se ha instalado en todos los despachos de esa Sede reformada con dinero negro. Así las cosas, el PP trata de trasladar ese miedo a los fieles a Sánchez avisando, una vez más, de una más que segura "podemización" del PSOE en el caso de que Sánchez se hiciera con las riendas del partido. Unas riendas que nunca pudo manejar libremente a pesar de haber sido elegido Secretario General, el aparato, la vieja guardia y Susana Diaz se lo impidieron desde el primer día y hasta el mismo momento en que le traicionaron y derribaron. Si dentro de unos días Sánchez fuese nuevamente SG las cosas serían radicalmente distintas, además veríamos como una persona que cumple con la palabra dada accede a dirigir uno de los principales partidos españoles, cosa nunca vista desde 1976  hasta hoy. 

Hablando de avales no deberiamos olvidar que en ellos figura el nombre del avalista y que la votación es anónima, algo muy importante que debe jugar en favor de Pedro Sánchez, puede significar no salir en la "foto" pública de los detractores de Susana Díaz y del aparato y finalmente votar a Pedro desde el anonimato.

Mientras Sánchez defiende la vuelta al espacio de la izquierda, Susana Díaz pretende consolidar el giro a la derecha, presta a pactar lo que sea con el PP y C´s, aunque esos pactos se materialicen en forma de una cobarde abstención, olvidando que un socialista nada pacta con aquellos partidos que van en contra de los intereses de las clases trabajadoras, sea cual sea el precio a pagar por esa oposición. 


La llegada de Susana Diaz a la SG del PSOE supondría mucho más que la puesta en marcha de un nuevo giro imposible en el PSOE, viene a suponer la reducción a mínimos de las fuerzas de izquierdas en el Parlamento, el gran objetivo de la derecha. Poco tardaríamos en ver o sospechar la realidad de esa "gran coalición" que Felipe Gonzalez viene apoyando desde hace años, la vuelta a un bipartidismo rancio, a ese "quid pro quo" que supone la alternancia programada, a esas tartas de idénticos ingredientes en la que solo cambian los adornos superficiales y no falta nunca el de la corrupción.

Con la triada PP, PSOE, C's ya podemos ir olvidándonos de conseguir esa democracia real a la que llevamos aspirando desde 1976.... o quizás a la definitiva desaparición del PSOE como partido con opciones de gobierno junto a la posibilidad de consolidación de una izquierda española unida, unión que el PSOE ha dinamitado, al menos desde que Felipe Gonzalez le enmendó la plana al fundador de su partido (Suresnes en 1974) para así caer en manos de ese capitalismo inteligente que le catapultó al poder,

Bueno sería que los partidarios de Susana Diaz, la gestora y la vieja guardia "socialista" releyesen el Manifiesto Fundacional del PSOE, ese que Pablo Iglesias Posse redactó y rubricó en 1879: 
Considerando que esta sociedad es injusta, porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la burguesía, que, poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra, el proletariado, que, no poseyendo más que su  fuerza vital, es la clase dominada. Que la sujeción económica del proletariado es la causa primera de la esclavitud en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia política. Que los privilegios de la burguesía están garantizados por el Poder Político, del cual se vale para dominar al proletariado.........
 El Partido Socialista tiene por aspiración:
Primero.-La posesión del poder político por la clase trabajadora .......... 
.......En suma el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes (...)
Preguntémonos ahora cual sería el candidato preferido de Pablo Iglesias Posse para ocupar la SG del PSOE. Ahora las bases del PSOE, la militancia, los auténticos socialistas tienen la última palabra. Entre otras cosas tienen la oportunidad de elegir entre una mano aferrada al cirio procesional y un puño cerrado golpeando con fuerza en la puerta de la justicia social.

Termino recordandole a Susana Diaz que aún estamos esperando que nos diga quién pagó su pomposo acto de presentación como candidata a la SG.


Benito Sacaluga